Edad Media


La edad media es una edad histórica que duró del 476, que fue la caída del Imperio romano de occidente, hasta el 1453, que fue la caída del Imperio bizantino que fue debida por la conquista del Imperio otomano. Tuvo dos partes: la Alta Edad Media (476-1000) y la Baja Edad Media (1000-1453).

Justiniano I, el Último Emperador Romano

El emperador Justiniano, que también se le conocía como el Último Emperador Romano, ya que extendió Bizancio hacia gran parte de occidente, mandó construir la catedral de Santa Sofía en Constantinopla, fue el esplendor del arte bizantino, hoy en día es una mezquita.

También hizo comercio con Asia, especialmente con China. Mandó a dos exploradores a China para que descubrieran el secreto de la seda. Luego ya la tubieron más barata y los pueblos bárbaros de Europa se la vendían más cara.

Los pueblos Bárbaros

Los pueblos bárbaros eran los pueblos que conquistaron el Imperio romano de occidente.

El Islam

El Islam es la religión fundada por Mahoma (Mohammed). Según las crencias a Mahoma se le apareció el arcángel Gabriel. El inicio del calendario islámico es el 630, cuando Mahoma huyó de La Meca a Medina. El dios es Alá. La ka’ba es la joya del Islam. Los sunitas creen en la Suna y en el Corán y los chiitas en el Corán. También están las ramas del sufismo y jariyismo.

La doctrina islámica tiene cinco pilares:

  1. Creer en un único dios, Alá y su profeta Mahoma.
  2. Orar cinco veces al día en dirección a La Meca.
  3. El azaque, es decir, compartir los recursos con los necesitados.
  4. El ayuno en el mes de ramadán.
  5. La peregrinación a La Meca (para quien pueda) al menos una vez en la vida.

Imperio carolingio

Imperio carolingio es un término historiográfico utilizado para referirse a un período de la historia europea derivado de la política de los reyes francos, Pipino y Carlomagno, que supuso un intento de recuperación en los ámbitos político, religioso y cultural de la época medieval en Europa occidental, siendo un hecho relevante e importante, la coronación de Carlomagno como emperador en Roma como signo de restauración de facto del Imperio Romano de Occidente. Tras su disolución en 843 sería sucedido un siglo después por el Sacro Imperio Germánico con la misma orientación. […]

El Feudalismo

Se denomina feudalismo a la organización social, política y económica basada en el feudo que predominó en la Europa occidental entre los siglos IX y XV. Se trataba de propiedades de terrenos cultivados principalmente por siervos, parte de cuya producción debía ser entregada en concepto de “censo” (arriendo) al amo de las tierras, en la mayoría de los casos un pequeño noble (señor) nominalmente leal a un rey. […]

Sacro Imperio Romano Germánico

El Sacro Imperio Romano (en alemán: Heiliges Römisches Reich y en latín: Sacrum Romanum Imperium) fue la unión política de un conglomerado de Estados de la Europa Central, que se mantuvo desde la Edad Media hasta inicios de la Edad Contemporánea.

Formado en 962, tiene sus orígenes en la parte oriental de las tres en que se dividió el imperio carolignio. Desde entonces, el Sacro Imperio se mantuvo como la entidad predominante en la Europa central durante casi un milenio y hasta su disolución en 1806 por Francisco II. […]

El Asedio a Constantinopla

La toma de Constantinopla por parte del Imperio otomano se considera el fin de una época al poner punto y final al Imperio Romano de Oriente y otorgar el último espaldazo a la que sería una de las principales potencias de la zona hasta el mismo siglo XX.

Lo cierto es que Constantinopla se encontraba en un serio declive desde el 1200. Fue entonces cuando fue conquistada por los cruzados que, en teoría, venían a defender el mismo cristianismo de sus dirigentes frente a los musulmanes.

Desde entonces, agravado por el cisma entre las Iglesias Romana y Ortodoxa, el ataque de los turcos se veía venir en el tiempo, sin que occidente mostrara el más mínimo interés en la histórica capital. Por su parte, tampoco los habitantes de la ciudad estaban demasiado por la labor de pedir ayuda: el intento del Emperador Juan VIII de poner fin a las diferencias entre las dos Iglesias provocó serios tumultos en la ciudad, nada partidaria de ningún acuerdo con los papistas.

El hermano de este Emperador, Constantino XI, también intentó limar asperezas con sus aliados naturales de Roma, pero el clero bizantino seguía boicoteando la idea. Esto, obviamente, interesaba al Sultán otomano, en esa época Murad II.

Los primeros preparativos para el ataque vinieron precedidos por un ataque de confianza de Constantino. Ante la muerte de Murad II, su hijo Mehmed prometió dejar tranquila la ciudad y el resto de territorios controlados por ella. Esto hizo pensar al Emperador que los otomanos estaban en una posición de inferioridad y exigió un pago anual, que debía servir para mantener con vida a un familiar del Sultán, retenido en Constantinopla como rehén. […]

Los preparativos fueron largos. Ambos bandos procuraron agrupar el mayor número posible de aliados y soldados. […]

Por fin, en Abril de 1453, el sitio dio comienzo, precisamente con el disparo del enorme cañón. Pronto los disparos de este causaron estragos en las murallas bizantinas. Los defensores trataban de reconstruir los daños cada noche, con un gran esfuerzo por su parte. […]

Mehmed continuó lanzando ataques: bombardeos de la muralla, intentos de construir túneles para alcanzar la urbe, proceder al refuerzo del bloqueo… pero sin llegar realmente al enfrentamiento directo. Estas escaramuzas fueron bien aguantadas por los defensores, pero supuso un gran desgaste físico que, poco a poco, fue pasando factura. […]

Evidentemente, tampoco los otomanos estaban exentos de problemas. El coste del enorme ejercito empezaba a agobiar las arcas del Sultán y los oficiales, además, lanzaban críticas a la forma en la que se estaba llevando a cabo la campaña. Mehmed, intentando acortar el asedio, lanzó un ultimátum a los bizantinos: la ciudad a cambio de sus ciudadanos. […]. La oferta fue rechazada. Mehmed entonces preparó el ataque final.

El día anterior a este, el Sultán ordenó a sus tropas que descansaran. […] El Emperador y sus súbditos acudieron a orar a Santa Sofía.

En esta misma madrugada comenzó el asalto total a las murallas. […]

Distraídos por lo que sucedía en esa zona, los bizantinos dejaron una de las puertas de las murallas abierta. […]

Cuentan que Constantino luchó en persona en las murallas, sin rendirse hasta que cayó en combate.

Esa misma tarde, Mehmed entró en la ciudad. […]. Santa Sofía y el resto de edificios pasaron a ser mezquitas. […]

[…] La ciudad pasó a llamarse Estambul. […]

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s